fbpx Saltar al contenido

Perrito tuvo que ser desalojado por la policía por no querer salir de una tienda

Los perros no son solo animales muy juguetones y leales con su familia. Sino que pueden llegar a ser sumamente curiosos. De hecho, algunos no se pueden controlar cuando su olfato detecta un olor que les encanta, como de comida. Por eso hay peludos que terminan en grandes problemas por no entender donde están los límites de lo que pueden y no pueden hacer. Esto último ocurrió con el caso de un perrito en Bradenton, en Florida, al sur de Estados Unidos. El cual protagonizó una tan adorable como sorprendente escena, en la cual tuvo que incluso intervenir la policía local. Para que todo terminara de la mejor manera posible.

Se trata del caso Bentley, un enorme perro que se escapó dentro de una tienda cuando ya los empleados estaban haciendo el cierre del local. Literalmente era un perro lo suficientemente grande para que los trabajadores prefirieran llamar a la policía en vez de encargarse del asunto por sus propias manos. De hecho, al lugar no se presentó un solo funcionario. Sino que enviaron a un equipo de tres agentes para que se encargaran del perrito. Aunque no era un perrito que se mostrara agresivo, de todas formas hacía falta la ayuda de varias manos para que pudiese salir sin problemas.

«Los oficiales respondieron a una llamada sobre un cliente que se negó a irse a la hora del cierre. El comprador era Bentley, un perro gigante que se alejó de casa, entró en la tienda y pasó horas curioseando. Los oficiales encontraron al dueño de Bentley y lo devolvieron. No se requiere recibo», comentó la Policía de Bradenton en su cuenta en la red social de Twitter. De seguro el perrito se sintió atraído por algo de comer en este minimarket. Por lo cual no quiso salir hasta encontrar lo que tanto buscaba. Finalmente pudo ser desalojado sin ningún problema.

Comparta con sus amigos y familiares esta historia de ‘delincuencia perruna’. Para que vean que los perritos buscan cariño de cualquier persona que se lo permita. Y refugio cuando necesita refugiarse.