fbpx Saltar al contenido

Osa polar es captada jugando con sus crías mientras se le suben encima

Una de las cosas más tristes que los humanos hemos ocasionado en nuestro paso por este planeta, es forzar la desaparición de maravillosas especies de animales. Cuya única culpa era estar en el lugar equivocado en el momento incorrecto. Hoy en día, hay organizaciones completas dedicadas a preservar a estos animales. Así como personas que buscan retratarlos en sus hábitat con cámaras fotográficas, buscando generar consciencia sobre las maravillas del mundo animal a las que estamos poniendo en riesgo.

La fotógrafa alemana Isabel Jauss se dedica precisamente a esta última actividad. Su más reciente trabajo se destacó no solo por retratar a una especie en peligro de extinción, sino que también por encontrar una de las fotos más raras que se pueden conseguir de un oso polar. Retratar a una madre jugando con sus cachorros. Como cualquier experto en osos puede afirmar, no hay nada más peligroso que una madre con sus cachorros. Si se ve puesta en peligro, la madre puede lanzarse sin piedad en contra de quien sea que les esté amenazando a su joven familia.

Pero Isabel tomó precauciones, consiguiendo retratar a la afortunada madre con sus no uno, ni dos, sino tres cachorros. Debido a las características del oso polar, que una madre tenga más de un cachorro es una rareza. Lo normal es que tengan un solo cachorro cada varios años, lo que hace muy difícil que sus números aumenten de manera sencilla. Es por esto que ver a una madre osa polar con tres cachorros saludables y juguetones, no puede ser otra cosa más que una señal de esperanza.

«El oso polar es uno de mis animales favoritos. Me enteré de dónde podría encontrar a una madre y a sus cachorros saliendo de sus guardias. Así que me hice con un abrigo, unas botas sólidas y me dirigí hacia el clima ártico. Cuando vi a los raros trillizos, no podía creer mi suerte. Estaban jugando con su madre», contó Isabel de como consiguió llegar hasta ellos. El oso polar es un animal que lleva fascinando a la humanidad desde hace milenios. Tanto los habitantes de las regiones más extremas y frías de Canadá, como los pueblos originarios del círculo ártico más cercano a Noruega, consideraban a este animal como una suerte de presencia mística.

Hoy en día el oso polar se ve amenazado, no tanto por la cacería ilegal. Después de todo, se encuentran en un territorio muy árido y difícil de acceder, sino que por el calentamiento global. Este ha significado que el hábitat natural de estos adorables animales está desapareciendo bajo sus patitas.

Comparta con sus amigos y familiares estas bonitas imágenes de esta gran madre con sus tres hijos. Para que vean que en la naturaleza las madres también comparten tiempo de juego con sus crías.