fbpx Saltar al contenido

2 gatos callejeros se encuentran en un refugio y se hacen mejores amigos

Todos hemos tenido una extraña sensación de que ya conocemos a alguien a quien acabamos de conocer por primera vez. Resulta que los animales son iguales. Desde el momento en que estos dos gatos callejeros se vieron por primera vez en el refugio, se convirtieron en los mejores amigos más preciados.

Un gatito recién nacido indefenso llegó al Chatons Orphelins Montréal, en Montreal, Canadá, una noche helada. El gatito, al que llamaron Lou, estaba gravemente desnutrido. Era solo piel y huesos cuando llegó por primera vez y tan pequeña que ni siquiera había abierto los ojos todavía. Los cariñosos miembros del personal del refugio estaban decididos a ayudarle a recuperarse. Lenta pero seguramente, la pequeña Lou comenzó a desarrollar un apetito saludable y a ganar peso, pero no fue solo su apetito por la comida lo que creció

A medida que se fortalecía, también crecía el apetito de Lou por un amigo felino. Se aferraba a cualquier gatito nuevo que llegaba al refugio con la esperanza de recibir su justa parte de amor y abrazos.

Unas semanas después de la llegada de Lou, una camada de otros cuatro gatitos huérfanos llegó al refugio. Mientras sus hermanos se recuperaban rápidamente, uno de los gatitos, Griotte, que tenía un ojo infectado, luchó por ganar peso y fortalecerse. Al igual que lo hicieron con Lou un par de semanas antes, el cariñoso personal del refugio cuidó a Griotte las 24 horas del día y rápidamente la ayudó a recuperar su salud.

Al ver lo ansiosos que están los dos gatos por tener compañía, un miembro del personal sugirió presentarlos el uno al otro. Fue amor a primera vista. Después de unas horas de jugar y abrazar, Lou y Griotte eran mejores amigos inseparables.

Ahora que son mayores, los dos se convirtieron en mejores amigos que se completan. Mientras que Lou es muy divertida, Griotte asumió un papel más maternal al cuidar el aseo de su amiga. Los dos amigos ahora están buscando un hogar para siempre, preferiblemente juntos, y les deseamos la mejor suerte del mundo.

A continuación les dejamos un vídeo de estos gatitos que se hicieron mejores amigos.

Comparta esta tierna historia con sus amigos y familiares.